"...La mayoría de las gaviotas no se molesta en aprender sino las normas de vuelo más elementales: como ir y volver entre playa y comida. Para la mayoría de las gaviotas, no es volar lo que importa, sino comer. Para esta gaviota, sin embargo, no era comer lo que le importaba, sino volar. Más que nada en el mundo, Juan Salvador Gaviota amaba volar..." Para leer el libro completo, haz clic aquí

Frases y Citas

Aquí se recopilan las frases que han pasado por la slidebar del Blog. Para no perderlas, para retenerlas, y para reflexionar...

* No son las pérdidas ni las caídas las que hacen fracasar a un hombre, sino la falta de coraje para levantarse y seguir adelante. V.M.Samael Aun Weor

* Sólo quiero conocer los pensamientos de Dios, lo demás son detalles. Einstein

* La falsa ciencia hace a los hombres ateos, la verdadera ciencia prosterna al hombre ante Dios. Voltaire

*Que tu alimento sea tu medicina, y tu medicina tu alimento. Hipócrates

* Nosotros debemos ser el cambio que queremos ver en el mundo. Ghandi

* La abundancia es un estado mental. Anónimo

* Si sabes lo que tienes que hacer y no lo haces, entonces estás peor que antes. Confucio 

* “Sólo el amor construye. El odio destruye. Lo único que hace el odio es disgregar y desorganizar toda la vida”. Juan Pablo Segundo

* La sabiduría consiste en saber cuál es el siguiente paso; la virtud, en llevarlo a cabo. David Starr Jordan (1851-1931) Educador y ictiólogo estadounidense.

* La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa. Albert Einstein (1879-1955)

* La soberanía del hombre está oculta en la dimensión de sus conocimientos. Sir Francis Bacon (1561-1626. Filósofo y estadista británico)

* Cualquier intento de liberación, por grandioso que este sea, si no tiene en cuenta la liberación del Ego, está condenado al Fracaso. Samael Aun Weor

* "Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres" Pitágoras

* Es ignorancia no saber distinguir entre lo que necesita demostración y lo que no la necesita. Aristóteles